Para OMS quizá «nunca» haya solución a la covid-19, que castiga a Latinoamérica

Durante los últimos días, La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha admitido que posiblemente «nunca haya una solución» para la covid-19, para América Latina y el Caribe de los que se conoce que en días recientes han superado los cinco millones de contagios, siendo Perú, uno de los países que más ha sido afectado de la región, sufriendo un rebrote.

Y es que la propagación del coronavirus, hasta el momento ha dejado más de 691.000 muertos y 18,1 millones de casos alrededor del mundo, de acuerdo a un balance realizado por la AFP, el mismo se encuentra basado en cifras que son oficiales, lo que indica que se acelera seis meses después de que la OMS declarara la emergencia mundial.

De acuerdo a su director general, Tedros Adhanom Ghebreyesus, «No hay solución y quizás nunca la haya», quien también indicó que pese a la «esperanza» que se ha venido generando por los ensayos clínicos, ello no implica «necesariamente que obtengamos una vacuna» que resulte eficaz. Entre tanto, las cifras de contagiados y fallecidos continúa en aumento. Por ejemplo en América Latina y el Caribe, los casos ya han superaron los 5 millones, con más de 202.000 muertos.

Perú bajo un rebrote

En la actualidad, Perú se viene enfrentando a un rebrote que muestra un incremento de los contagios y de las muertes que es «significativo», a tan solo un mes luego de haberse iniciado un desconfinamiento gradual a fin de reactivar la economía. En consecuencia, el presidente del Consejo de Ministros, Pedro Cateriano, hizo un llamado a los 33 millones de peruanos a que respeten las medidas básicas de bioseguridad, sobre todo en este momento en que el país se encuentra bordeando los 430.000 contagios y se aproxima a los 20.000 fallecidos.

Desde el momento en que el gobierno hizo hábil el desconfinamiento el día 1 de julio, en 17 de las 25 regiones y luego autorizara el transporte nacional aéreo y terrestre, la escalada de los contagios casi se ha duplicado, pasando de 3.300 diarios, a 6.300. En cuanto a los decesos, estos pasaron de un promedio de 182 por día, a unos 198 tan solo en la última semana. Esta es una situación que se ha hecho complicada también para los indígenas en Brasil, ya que este es el país latinoamericano que ha registrado más contagios y muertos en números absolutos.

En tal sentido, el Supremo Tribunal Federal (STF), inició acciones a fin de proteger a las comunidades aborígenes de la pandemia, que ha venido avanzando hacia las aldeas en medio de denuncias que han surgido en contra el gobierno de Jair Bolsonaro. Más de 600 indígenas se han registrado como fallecieron, y al menos 21.000 han contraído la covid-19, de acuerdo a los datos suministrado por la Articulación de Pueblos Indígenas de Brasil (APIB), la misma también denuncia un «genocidio» dentro de los pueblos originarios debido a la «omisión» del gobierno.

«Es inaceptable la inacción del gobierno -tal vez de todos hasta ahora, en alguna medida- en relación a la invasión de tierras indígenas, aún más a causa del grave riesgo que representa la práctica de crímenes ambientales», subrayó el magistrado Luís Roberto Barroso, relator de la causa.