Los padres sobreprotectores en contra de las colonias de verano

Son pocas las personas que hoy en día cuestionan el impacto positivo en la educación escolar que poseen las colonias de verano, pues durante los últimos años han multiplicado su oferta y poco a poco se han ido convirtiendo en un espacio especial en donde los niños adquieren valores, ganan autonomía personal y aprenden cosas nuevas todos los días, muy lejos de sus hogares y el colegio, para los niños que frecuentan estas colonias les resulta una experiencia enriquecedora, mientras que para los padres es una manera más llevadera de alargar las vacaciones escolares, muchos de los niños españoles frecuentan El Collell por sus impresionantes instalaciones que podrás admirar en su link: elcollell.cat.

Sin embargo a pesar de los muchos beneficios detrás de las colonias escolares, existen muchos padres que todavía que lo ven con mucho recelo, “Es muy cierto que a muchos padres se les hace un poco difícil alejarse de los niños durante muchos días, sobre todo cuando estos están más pequeños, al parecer aún vivimos en tiempos de sobreprotección para los hijos y esto impide que decidamos disfrutar el verano en alguno de estos programas”- comenta Pere Vives, quien es responsable del área de Educación Ambiental de la fundación Pere Tarrés, esta es una entidad que este verano va a organizar colonias para más de 20.000 menores.

La sobreprotección hacia los niños es algo más que evidente, las escuelas desde hace mucho tiempo tienen identificados a los padres con este problema, hasta el punto de que el 83% de los docentes han detectado que los mismos progenitores son quienes hacen los deberes escolares de sus hijos, a su vez los responsables de casas de colonias y encargados de campamentos de verano han tenido que lidiar muy seguido con estos casos, “Cada vez incrementan los casos de niños con problemas de estrés y ansiedad, llenos miedos, con una autoestima verdaderamente baja y con una gran falta de confianza en ellos mismos”- comenta Cristina Gutiérrez, quien es directora de Santa Maria de Palautordera.

El principal causante de estas situaciones es “la presión que ejercen los padres sobre estos pequeños”- argumenta Gutiérrez, quién tiene bastante experiencia al respecto pues por sus instalaciones del Vallés Oriental pasan anualmente unos 10.000 pequeños, “Estos son niños que están acostumbrados a tener siempre a algún adulto al pendiente de ellos: una vez que se les cae algo su mamá lo recoge, cuando salen del colegio papa les lleva la mochila y situaciones similares”- comenta Genoveva Rosa quien es doctora en Pedagogía y vicedecana en la facultad de Educación Social de la Universitat Ramón Llull, el resultado de esta situación es un montón de niños con grandes dificultades para solucionar sus propios problemas.

Es por ello que los campamentos y colonias escolares de verano pueden ser la solución a este círculo vicioso que muchos padres no son capaces de romper, debes analizar tu modo de vida paso a paso y luego determinar si eres o no uno de esos padres tóxicos que están creando hijos incapacitados en la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *